Uno de los descubrimientos arqueológicos más sobresalientes e impactantes realizados en Egipto es el del Grupo X». Sus tumbas, excavadas a lo largo del Nilo nubiense, son la única herencia de los vecinos sureños de los egipcios. Estos hallazgos datan de los siglos IV y V d. C. Por el estudio de los objetos encontrados en las tumbas, los investigadores llegaron a la conclusión de que las tumbas de Qostol fueron las más antiguas, datadas en el siglo IV, mientras que las de Ballana, eran del siglo vi. No se sabe quiénes eran ni de dónde venían.1939, por el profesor Pierre Montet, y se han resguardado de robo o violación, de modo que nos han llegado tesoros casi tan importantes como el de Tutankamon. Al tratarse de tumbas intactas permite comparar las dos épocas. En Tanis, el ajuar funerario se ha reducido pero puede parangonarse al de Tutankhamon técnicamente. Además de una célebre máscara, la momia de Psousennés I (1045-994 a.C.) aparece cubierta con gran profusión de cuellos de oro y nos aporta un conjunto de joyas: treinta y seis anillos sobre dedos de oro, simples anillos, escarabajos y ojos oudjat montados en anillos; uno de ellos imita un brazalete miniatura de oro adornado con incrustaciones de lapislázuli y cornalina; veintidós brazaletes adornan sus brazos, mientras otros dos se encuentran dispersos, próximos a sus brazos y pies. Todos son de oro, con incrustaciones,a veces, de piedras finas: cornalina, turquesa o lapislázuli, o de cristales coloreados. Numerosos collares de perlas, escarabajos alados, collares, pectorales finamente trabajados, collares de lapislázuli y numerosos amuletos de oro y piedras preciosas adornan la momia de Psousennés. El ataúd es de plata, mas el emblema de la realeza, la trenzada barba postiza, el cayado y el látigo de Osiris, el rey divino, son de oro. Se custodia todo en el Museo Egipcio de El Cairo.